Humanizar la sanidad

Entre la vida y la muerte, se suele decir que el profesional sanitario está hecho de una pasta especial. Juan Carlos Berdeal @Due72 es uno de esos héroes, supervisor de la UCI neonatal del innovador Hospital Universitario Son Espases (Palma de Mallorca). Ahora Berdeal es conocido como el enfermero más 'humano' de la sanidad en España.

Un reconocimiento a su proyecto neonatal dedicado a reducir el estrés de los padres de bebés prematuros. Esta innovación le ha valido ser galardonado por la Fundación Ad Qualitatem en la categoría de Humanización de la Asistencia Sanitaria.

Su ejemplo es la señal inequívoca de que profesionales como él son el corazón del sistema sanitario. Las frías paredes del hospital se llenan del calor que dan a sus pacientes. 

Una sanidad con mucho corazón

¿Estamos los sanitarios lo suficientemente convencidos de la necesidad de humanizar la sanidad? Sí, sin lugar a dudas. No hay más que echar un vistazo a la prensa diaria. Veremos que no hay semana en la que no aparezca publicada una noticia sobre el tema.

Proyectos, congresos, encuentros, jornadas etc. un sinfín de actividades que persiguen dar visibilidad a una tendencia que va ganando terreno en nuestro sistema sanitario.

Los profesionales de la salud nos hemos dado cuenta, que tratar a nuestros pacientes de la forma más humana posible, mejora indudablemente la calidad percibida por parte de los usuarios de los servicios sanitarios sobre las atenciones recibidas.

Y esto mismo, nos impulsa a seguir avanzando día a día.

Los profesionales de nuestros centros sanitarios se esfuerzan día a día en fomentar la autonomía de los pacientes. En respetar sus decisiones en la medida de lo posible, en permitirles que tomen voz en sus procesos asistenciales, en abrir las puertas de las UCIs las 24 horas del día.

También en fomentar los partos de la forma más natural posible, en respetar al máximo el sueño de los pacientes mientras están hospitalizados. O en escuchar sus gustos sobre los alimentos que se les ofrecen durante su estancia hospitalaria.

En no separar a los padres de sus hijos mientras permanecen en el hospital, en disfrutar de salas de juegos para los niños hospitalizados etc. Hay un sinfín de actividades encaminadas a potenciar que los pacientes se encuentren como en casa.

Algunos ejemplos de proyectos de humanización que se comparten entre profesionales en los encuentros destinados a tal fin; como son “Proyecto HU-CI”, “SueñOn”, “proyecto HUFO”, “iHan”, “Reducción del estrés en padres de niños prematuros”, “Cuidados Centrados en el desarrollo”, “Cine hospitalario”, “El jardín de mi hospi”, “Huerto hospitalario” o “Terapia de la sonrisa”. 

Estos proyectos generan una tendencia por toda nuestra geografía provocando que cada día se suban más sanitarios al tren de la humanización.

Hablo por propia experiencia cuando afirmo que la compensación que obtenemos los profesionales de la salud al llevar a cabo esta atención humanizada no conoce límites ni fronteras.

Ver la cara de un paciente y su familia, agradeciendo lo “cercano” o lo “humano” que ha sido el equipo que le ha atendido; no tiene precio.

Espero, que esos encuentros entre profesionales, sigan incrementado los conocimientos de unos y otros.

Sirvan para compartir experiencias, acerquen vivencias experimentadas en los diferentes centros sanitarios del país. También provoquen que cada vez más profesionales e instituciones se sumen a esta gratificante experiencia que es la humanización.

De esta forma, unos y otros, profesionales y pacientes, conseguiremos cuidar y ser cuidados en la más satisfactoria armonía.

banner opiniones